Berlín y el techno

Berlin y el techno

Berlín y el techno

Berlín y el techno ya no pueden disociarse, se dice que Berlín es la capital europea de la música electrónica. Clubes famosos como el Berghain, el Tresor o el Kater Holzig (hoy Kater Blau) han hecho famosa la cultura de clubes de Berlín en todo el mundo, sin mencionar incontables pequeños lugares que no aparecen en las guías oficiales. Esta fama tiene sus orígenes en los años de la caída del muro.

La caída del muro

El inicio de la relación entre el techno y la ciudad de Berlín son los a años adyacentes a la caída del muro. Mientras yo estaba en la escuela primaria en Berlín Occidental y escuchaba Michael Jackson y Madonna llegó a Berlín un nuevo sonido desde Detroit en los Estados Unidos. Bandas como Underground Resistance (UR) encontraron en Berlín el escenario perfecto: una ciudad en el pleno caos de la reunificación.

Después de la caída del muro hubo en Berlín y en muchas otras ciudades de la RDA una incertidumbre sobre los derechos de propiedad y las responsabilidades administrativas. Sobre todo en Berlín Oriental donde había una gran cantidad de edificios abandonados que nadie sabía a quién pertenecían ahora que el muro había desaparecido. Ese vacío de autoridad fue el caldo de cultivo para la apertura de los primeros clubes en la ex Berlín comunista, algunos semi legales, otros ilegales.

El techno como vehículo de integración

Berlín y el techno encajaron perfectamente tras la caída del muro. Más allá de la euforia de ese momento histórico y el derribo de una frontera física, seguía existiendo una distancia o una frontera emocional entre orientales y occidentales. Eran los os en los que eras Ossi o Wessi (términos despectivos para ciudadanos orientales y occidentales respectivamente). Yo (Wessi) recuerdo que los orientales me parecían raros por su vestimenta y sus peinados y los orientales nos percibían a nosotros como arrogantes (lo cual probablemente era cierto). Cuarenta años de vidas paralelas pero diametralmente opuestas habían dejado huellas en las mentalidades, los modismos, los gustos y modas del este y el oeste.

Pero de repente irrumpió el techno, algo nuevo y coetáneo para ambos. Las diferencias se diluyeron en la música electrónica y la experiencia conjunta se convirtió en un hecho integrador, en la ciudad y fuera de ella. Hay quien dice que el techno hizo más por la integración que cualquier programa político. De todo eso va el libro que os queremos presentar.

El libro

Berlín y el techno

El libro ” Der Klang der Familie. Berlín, el techno y la caída del muro ” contiene los testimonios de personajes principales de ambos lados de la ciudad. Testigos directos que ofrecen sus miradas personales sobre aquellos años tan movidos. El libro está ordenado en tres capítulos cronológicos: los ochenta, 1990-1991 y 1992-1996, y escrito en forma de entrevista. Desde múltiples perspectivas se dibuja el cuadro de cómo el techno pasa de ser el nicho de unos pocos frikis a convertirse en la banda sonora de la reunificación. Los testimonios permiten sumergirse en un ambiente berlinés marcado por la dinámica del arranque hacia un futuro lleno de posibilidades y nuevas libertades.

Tour relacionado

Nuestro recorrido oriental no se limita simplemente a explicar porqué se construyó el muro de Berlín y  porque cayó después de 28 años, sino que también te contamos historias como esta, historias imprescindibles de Berlín, que son las realmente te ayudan a conocer y entender la ciudad.

 

 

Deja un comentario